Consejería Bíblica

La Palabra de Dios es suficiente para la santificación de los creyentes.