Antes de matricularse

Por favor dedique unos minutos a conocer quienes somos, en qué creemos y cuáles son nuestros conceptos de formación ministerial.

El Instituto Ministerial Encarga es un proyecto de educación no formal de carácter privado y sin ánimo de lucro. Es reconocido por la Comunidad Bautista el Redil del Sur y busca en los próximos años alcanzar el reconocimiento de los organismos educativos locales para la expedición de diplomados académicos.

Cuenta principalemente con tres escenarios de influencia:

  1. La Iglesia Local. Nuestra institución tiene gran influencia en la iglesia local debido al carácter ministerial de su propósito, el cual fortalece el servicio para la propagación del Evangelio y los propósitos del Cuerpo de Cristo (Iglesia).

  2. La Vida Cristiana. Todo egresado se verá afectado al conocer más de la Escritura, al tener mayor disciplina en su estudio, al poseer más reflexión y aplicación de la misma, y al estar en servicio activo en el ministerio.

  3. La Vida Social. La relación con todos los que rodean al egresado de la institución también será influenciada por el firme compromiso con la Gloria de Dios de todos los participantes del proceso educativo.

Somos una institución confesional, basada firmemente en la posición teológica conservadora, evangélica y bíblica.  Declaramos nuestra fe en términos de tres aspectos primordiales: sus bases históricas, su aplicación contemporánea y sus esperanzas futuras.

Nuestra fe cristiana tiene bases históricas..., es  una fe histórica.

  • Creemos en los actos de Dios en la historia del mundo, y aun antes de dicha historia.
  • Creemos que Dios ha intervenido constantemente en la historia del hombre, creando, llamando, guiando, salvando, librando y usando a los hombres.
  • Creemos que muchos de estos actos de Dios, fueron registrados en el Antiguo y Nuevo Testamento y que Dios inspiró a los autores bíblicos de tal manera que esas obras canónicas humano - divinas resultaron sin errores.
  • Creemos que Dios se reveló en sus acciones y también proposicionalmente en las Escrituras. Por lo tanto, declaramos nuestra fe en que, como dicen las escrituras:
    • Dios es eternamente existente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
    • Dios creó al hombre a su propia imagen, constituyéndole un alma viviente.
    • Aconteció en tiempo y espacio, la caída de los primeros seres humanos, en que perdieron su estado de inocencia y murieron espiritualmente; y que las consecuencias de su caída siguen hoy en toda la raza humana en la forma de muerte, sufrimiento y la tendencia inherente a pecar.
    • El Hijo de Dios, Jesucristo, se encarnó para revelar al Padre a los hombres y para dar su vida en expiación por los pecados de todos los que en ÉL ponen su confianza absoluta.
    • El Espíritu Santo, vino para convencer de pecado, sellar, purificar, repartir dones, producir fruto, llenar con su plenitud, iluminar, guiar y consolar a los creyentes.

Respondemos a esta fe cristiana histórica con una aplicación contemporánea hacia la iglesia y hacia los que se encuentran fuera de ella.

  • Siendo que creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, aceptamos su autoridad sobre nuestras vidas como nuestra única regla de fe y práctica, tomando prioridad sobre cualquier experiencia subjetiva o declaración objetiva y nos proponemos practicar la disciplina diaria de someter nuestras vidas a la enseñanza bíblica.
  • Siendo que creemos que el hombre es creado a la imagen de Dios, declaramos nuestra fe en la dignidad y el valor personal de cada hombre, y nos oponemos a cualquier sistema o personalidad que corrompa esa dignidad o menosprecie su valor.
  • Siendo que creemos que por la caída y por escogencia propia, toda la raza humana queda justamente condenada ante Dios, declaramos nuestra convicción de la absoluta necesidad de que el hombre sea convertido por la gracia de Dios.
  • Siendo que creemos en la eficacia de la muerte sustitutoria de Cristo a favor de todo el que se convierta, declaramos nuestra convicción de que la salvación es por fe para todo el que quiera ser salvo.
  • Siendo que creemos en el poder del Espíritu Santo para renovar y regir su Iglesia, declaramos nuestra convicción en su obra a nuestro favor en la conversión y aceptamos su soberanía para repartir los dones como EL quiera, producir fruto en la vida de cada creyente sumiso, y llenar con su plenitud a todo creyente que lo pida por fe.
  • Siendo que creemos que la obra del Espíritu Santo, es unir el Cuerpo de Cristo, aquí en la tierra, declaramos nuestra convicción y consagración a la unidad, diversidad y armonía que ÉL quiere crear en el Cuerpo como medio de proclamación al mundo no cristiano.

Nuestra fe cristiana, por ser histórica, tiene también una esperanza futura.

  • Creemos que Jesucristo volverá personalmente algún día (es lo que llamamos la Segunda Venida) y que rescatará su iglesia y juzgará a todos los habitantes de la tierra.
  • Creemos que habrá una resurrección de los justos a la vida eterna con Cristo, y de los injustos a condenación eterna, separados de Dios.
  • Declaramos que nuestra fe cristiana comprende toda la historia del hombre, con bases históricas que alcanzan hasta antes de la creación del mundo, con aplicación contemporánea que toca al centro de toda actividad, pensamiento y estado humano; y con esperanza futura que se extiende más allá del fin de este mundo. Esta es la fe que proclamamos y a la cual nos consagramos, para la salvación de los hombres y para la gloria de Dios.

Nuestra identidad se define en:

Somos Institución Educativa:

  • En la Construcción de Capacidades y Competencias que buscan la formación de perfiles humanos que son comprometidos, competitivos, misericordiosos, humildes y serviciales.
  • En el entendimiento de la docencia como un estado de interacción entre creyentes que aman a Dios y crecen por medio de la transmisión, búsqueda y adquisición del saber a partir del desarrollo de procesos guiados por planes de estudio Flexibles, Interdisciplinarios, Contextualizados, Interculturales y que procuran basarse en aquellas necesidades que la Biblia expone para alcanzar el plan de Dios para la iglesia.
  • En el amor por la Investigación y la Reflexión como procesos de formación necesarios para la construcción de procesos ministeriales bíblicos y saludables de acuerdo al entorno local.
  • En nuestro interés por tener una proyección social en la medida que somos testimonio de la Gloria de Dios y de su misericordia infinita como sujetos que se definen como objetos de la Gracia Inmerecida y la Renovación de nuestro Ser.

Somos Instituto Bíblico:

  • Porque la Biblia es nuestra fuente primaria y absoluta de Fe, Conducta y Reflexión.
  • Porque nuestra metodología procura constantemente la interacción con la Escritura y la Disciplina Metódica del estudio de la misma.
  • Porque todo proceso formativo y Pastoral incluye como base a la Escritura.
  • Porque todo nuestro contenido procura conocer la Escritura en aras a la relación personal con la Palabra de Dios.

Somos Instituto Ministerial:

  • Porque nuestra formación es para el ejercicio del Ministerio Cristiano en la Iglesia Local.
  • Porque nuestros procesos procuran competencias que fortalecen las actividades Ministeriales.
  • Porque nuestra reflexión e investigación son para fortalecer a la Iglesia Local en sus respectivos Ministerios.
  • Porque la innovación que procuramos fomentar es para la iglesia local y su ejercicio en la sociedad.

Somos Encarga porque:

  • Estamos comprometidos con el fortalecimiento de Iglesias Bíblicas y Saludables.
  • Porque buscamos facilidad y apoyo para todos los obreros que desean formarse para servir al Señor en la Iglesia local.
  • Porque abrimos constantes actividades formativas gratuitas para que todas las iglesias locales puedan acceder a las herramientas que brindamos.

¿Decidido a continuar con su formación ministerial?

Confiamos en que Dios está guiando su decisión conforme a su propósito.